Skip to content

Baps (panecillos escoceses)

29 junio 2010
by

Estos panecillos redondos, tiernos, suaves, harinosos y ligeramente salados,  con un olor que me recuerdo al olor de un bebé, proceden de Escocia. El origen de la palabra Bap es algo desconocida, sugiere una analogía con la forma del pecho femenino, La primera identificación con los baps se remonta al siglo XVI y hay fuentes impresas más tarde, por ejemplo: Alan Ramsay en mesa de té y miscelánea (1724-7)  lo menciona y por lo que cuenta,  se deduce que el bap se ha hecho de varias formas y tamaños. Hay una mención en el relato de una tarde de cosecha dónde se habla que el bap tenía el tamaño de un plato de carne. Este bollo parece que fue concebido no para acompañar a la comida sino para rellenarlo. MacClure (1955) describe en sus recuerdos: ” aquellos baps calientes recién traídos de la panadería,  rellenos con tocino Ayrshire y un huevo frito, para llevar al colegio”. El mismo MacClure relata la técnica para realizar los baps:

“Tamizar una libra de harina en un recipiente con una cucharadita de sal, y frotado ligeramente con dos onzas de manteca de cerdo. En otro recipiente, se mezcla una onza de levadura con una cucharadita de azúcar hasta que se conviertan en un líquido, entonces se agrega media pinta de agua tibia y leche mezclados en proporciones iguales. Este líquido warmish se mezcla con la harina, y se obtiene  una masa suave.Se cubre esta masa con un paño, y deje en un lugar cálido durante aproximadamente una hora para que suba. A continuación, Se amasa ligeramente, y se divide en trozos ovales, digamos unas cuatro  y medio pulgadas de largo por unos tres de ancho. Se dice que son de cristal pero es poco ortodoxo, mejor llamarles harinosos baps es mejor. Embadurne  la parte superior con leche, como para dar un barniz, pero de inmediato se las espolvorea con harina, la cual se repite justo antes de colocarlos en el horno. Pero antes de hacer esto último, se colocan en una bandeja de horno engrasado y enharinado y dejarlos un cuarto de hora más o menos para que leven. Para detener  la formación de ampollas, presiona con un dedo en sus centros, justo antes de entrar en el horno. Esta última debe ser bastante caliente y hornearlos durante unos veinte minutos. El bap debe ir templado a la mesa del desayuno.”


Basada en esta idea, mirando por internet varias recetas y adaptándola a masa madre ésta es mi versión:

190 grs. de masa madre (refrescada con leche dos veces y partiendo de una masa madre de trigo blanco)

175 ml de agua

500 grs. de Harina de fuerza gallega

175 ml. de leche tibia

25 grs. de azúcar glas

16 grs. de sal

Leche  extra para barnizar

Harina extra para espolvorear

Mezclar la masa madre con la leche y el agua, añadir un poco de harina y batir un poco, añadir el azúcar. Añadir el resto de la harina con la sal mezcladas anteriormente. Amasar hasta que esté suave y elástica.  Dejar reposar durante una hora u hora y media.  Mi cocina estaba a 25º y la tuve más o menos dos horas.  Un plegado en medio.  Dobló su volumen.Amasar un poquito y dividir la masa en unos bollitos de unos 65 grs. cada uno y de, aproximadamente de un céntimetro de grosor.  Formar y bolear. Aplastar ligeramente.   A mi me han salido unos dieciséis.  Colocarlos en una bandeja de horno enharinada. Pintar la superficie con leche y espolvorearlos bien con harina. Dejar reposar unos 45 ó 50 minutos. Pre-calentar el horno a 190º . Espolvorear harina de nuevo y presionar el centro de los panecillos con el pulgar. Hornear durante unos 30 minutos. Servir templados.

A disfrutar!

Anuncios
18 comentarios leave one →
  1. Cecília permalink
    29 junio 2010 5:18 pm

    Hola Carmen,
    Tus entradas siempre me parecen todo un lujo. No sólo los panes que haces ,las fotografías y además nos regalas con la historia de cada uno.
    Realmente un placer, muchas gracias

    • Carmen permalink*
      30 junio 2010 8:18 am

      Gracias a ti por tu palabras. Me gusta saber la historia de cada pan, soy curiosa y pienso que es bonito compartir . Me encanta el pan, y creo que el conocimiento de otros panes de otros países nos une con sus gentes y sus tradiciones.

      Un saludo

  2. 29 junio 2010 5:51 pm

    Excelentes estos bollitos, te han quedado explendidos, dan ganas de coger un par de ellos. saludos

    • Carmen permalink*
      30 junio 2010 8:24 am

      Pues adelante, adelante: coge los que quieras :))

  3. 29 junio 2010 5:56 pm

    Carmen, qué cosa tan bonita… y tan rica, sin duda. Aun no he probado lo de la masa madre con leche, dentro de poco caerá.
    B*

    • Carmen permalink*
      30 junio 2010 8:25 am

      Gracias, epa. Refrescar la masa madre con leche es muy buena para todo tipo de masas dulces o semidulces como brioches, bollitos etc. le da una textura más sedosa entre otras características

      Besos

  4. 29 junio 2010 8:28 pm

    Sabía de estos panecillos pero el resultado ha sido excepcional y la adaptación con masa madre lo hace perfectos. Los veo ideales para usar masa madre San Francisco.
    Creo que los haré pronto.
    Un saludo.

    • Carmen permalink*
      30 junio 2010 8:30 am

      Muchas gracias. Pues sí se puede usar con masa madre San Francisco o cualquier otra que hayas refrescado un par de veces con leche.

      Seguiré tu blog para compartir tu experiencia 🙂

      Un saludo

  5. 30 junio 2010 6:57 am

    Vaya merendola que me montaba yo con esos!!1Y la idea de rellenarlo de tocino y huevo frito…yum!!!! 🙂

    • Carmen permalink*
      30 junio 2010 8:34 am

      Bueno la verdad es que están muy buenos. Se han tomado con dulce y con salado: en desayuno y en merienda. Aunque en la merienda ya estaban fríos, estaban deliciosos, supongo que al hacerlos con masa madre aguantan muy bien.

  6. 30 junio 2010 10:01 am

    ¡Qué pinta Carmen! Parecen casi de decoración más que para comérselos! lo de refrescar la masa madre con leche aún tengo que probarlo. viendo esos bollitos (baps, perdón) tan mulliditos, jamás diría que están hechos con masa madre…de verdad, que te han salido perfectos!

    • Carmen permalink*
      1 julio 2010 7:09 am

      Muchas gracias. Prueba lo de refrescar la masa madre con leche para todo tipo de masas dulces y verás la diferencia. Son tiernos, blanquitos y su mayor proporción de sal, van bien con mantequilla y mermelada y a la vez con lechuga, tomate, atún, ahumados etc. Sin duda los repetiré. 🙂

  7. 1 julio 2010 4:45 pm

    Debe ser la versión escocesa de los Molletes de Antequera :))
    Muy interesante el pan y su historia.
    Gracias
    Un abrazo

    • Carmen permalink*
      2 julio 2010 8:08 am

      Pues es muy posible que sea esa versión, jeje 🙂

      Gracias por tus palabras, siempre tan halagadoras.

      un abrazo

  8. Huanshu permalink
    3 julio 2010 11:19 am

    Saludos Carmen!!!

    Muchas gracias por traernos este maravilloso pan.
    Gentes como ustedes hacen falta para que la humanidad cambie.

    Ahora una pregunta:

    ¿Me puedes explicar el proceso que sigues en los refrescos de la MM?
    Yo tengo mi MM que el mes que viene cumple su primer año, cazi ná!!!
    ¿Como hago?, la saco del frigo, la peso y….
    Te ruego me ayudes en esto, por favor. Soy muy “anarquico” y quiero aprender a hacer las cosas como es debido.

    Gracias anticipadas.
    Zalú i libertá.
    Huanshu.

    • Carmen permalink*
      3 julio 2010 9:12 pm

      Hola Huanshu,

      Gracias por tus palabras. Me alegro que te haya gustado.

      Te explico lo del refresco con leche de la masa madre. Yo tengo una masa madre de trigo al 100% (mitad de agua, mitad harina) de esa cantidad. pongo en un recipiente 38 grs. y le añado 38 de harina blanca del Rds y 38 de leche del tiempo (la mía era semidesnatada ecológica), la bato un poco con un palito de madera que tengo para este uso y la tapo con un papel film, la meto en un armario y dejo que fermente (la dejé toda la noche) a la mañana siguiente ya comenzaba a bajar; le volví añadir 38 grs. de harina y 38 grs. de leche. Cuando llegó a su máxima altura, llena de burbujitas fue cuando pesé los 190 grs. de masa madre.

      Espero haberte aclarado el proceso. De todas formas, si tienes cualquier duda, pregunta lo que necesites.

      Un saludo y mucha zalú 🙂

  9. 3 julio 2010 4:07 pm

    Hacía mucho tiempo que no pasábamos a visitaros, y ahora nos encontramos con estas maravillas que las manos de nuestra amiga Carmen han realizado. La verdad, es que se ven deliciosos estos panecillos.

    Disfrutad degustándolos por nosotros.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    • Carmen permalink*
      3 julio 2010 9:15 pm

      Hola Ana y Victor,

      Se os echa de menos 🙂 Muchas gracias por vuestra visita y vuestras palabras.

      Besos para ambos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: