Skip to content

Hogaza con castañas y grasa de pato

8 marzo 2010

Incluso un fracaso puede ser hermoso. Este pan estuvo a punto de ser un fracaso rotundo, ya que por primera vez en mi vida panadera se me pegó la masa al banneton, y al volcar el pan en la pala para hornearlo se deshinchó por completo. Lo recompuse como pude y lo metí corriendo al horno, y supongo que el hecho de usar una piedra de hornear ayudó a que aquello saliera adelante de manera más o menos honrosa, aunque debería haber salido un pan bastante menos aplastado. En todo caso, estaba bueno, es una combinación de sabores peculiar para un pan ,que lo hacen bastante apropiado para comer con platos de sabor consistente. Y además así aproveché las castañas que recogimos en Pinolere y la grasa del magret que cociné hace unos meses y que guardé en la nevera porque en esta cocina no se desaprovecha nada. No sé vosotros, pero yo cuando pienso en castañas y pato lo asocio automáticamente con Francia, me parece una combinación gabacha a tope.

50 gr de grasa de pato
200 gr de castañas
500 gr de harina de fuerza
200 gr de masa madre de centeno
300 ml de agua
1 y 1/2 cucharaditas de sal

Pelar las castañas y trocearlas. Calentar una sartén y dorar las castañas en la grasa de pato. Reservar.
Mezclar el resto de ingredientes del pan y amasar. Dejar reposar la masa 10 minutos, añadir las castañas y volver a amasar hasta que esté todo bien integrado. Dejar reposar en un bol untado de aceite hasta que doble su volumen (yo lo dejé 8 horas en la nevera).
Bolear y poner en el banneton. Dejar que doble su volumen de nuevo. Mientras tanto, calentar el horno con la piedra de hornear a 220ºC, con un recipiente con agua en la parte de abajo del horno.
Volcar el pan en la pala (aquí es donde estuve a punto de fastidiarlo todo), poner sobre la piedra de hornear y echar agua con un spray, unas tres veces durante los primeros 5 minutos de horneado.
Hornear 15 minutos a 220ºC y otros 30 a 180ºC, o hasta que esté dorado y al golpearlo en la base con los nudillos suene a hueco.
Y degustar acompañado de buena música, que nos recuerde que hay que aprender a amar también a nuestros fracasos.

9 comentarios leave one →
  1. Carmen permalink*
    8 marzo 2010 10:06 am

    Una combinación potente y de sabor intenso, imagino. Pues que todos los fracasos sean como ése :)) Gracias por la música y por este pan impresionante.

    Un beso

  2. 8 marzo 2010 11:43 am

    Realmente esa combinación de sabores, tiene que hacer de este pan una bocado exquisito.

    Está claro que con algún que otro fracaso todos vamos aprendiendo.

    Besotes

    Ana y Víctor.

  3. 8 marzo 2010 4:05 pm

    A mi los panes me salen asi de planos sin accidentes.Algun dia tendria que ver en directo como haceis panes algun@ de vosotr@s y ver donde esta el fallo!!!

  4. 9 marzo 2010 12:01 am

    Pues a mi me pasa casi siempre que uso los banetones de mimbre (bueno, la verdad es que tengo tendencia a utilizar masas bastante hidratadas), pero nunca con un resultado tan espléndido como este. ¡qué bonito color y textura de corteza!
    Castañas, centeno y grasa de pato… lo tengo que probar.
    Por favor, más fallos como este. Gracias por compartir
    Manel

  5. mariapilar permalink
    9 marzo 2010 10:42 am

    wow! Cuantas cosas buenas hay siempre por aqui. Mis felicitaciones.

    Feliz dìa!

  6. Atiras permalink*
    9 marzo 2010 2:31 pm

    bueno, pero es que es un pan increible, la mezcla de sabores y todo. No veas como me arrepiento de haber tirado la grasa del pato que me comí este finde….que tonta!
    espero poder copiar tu receta pronto

  7. QJones permalink*
    9 marzo 2010 3:35 pm

    Delicatessen!

  8. 9 marzo 2010 5:38 pm

    Creo que los banetones, como expertos en pan que son, se niegan a soltar su presa cuando es especialmente buena. Así que ésta debía de estar de caerse de posaderas.

    Muy original y acertada, me ha encantado

  9. 29 marzo 2010 10:54 am

    Oh, qué cosa tan rica, que ganas de meter la mano en el blog y arrancar un trocito. Cualquiera diría que tuviste algún problema con ese pan.

    Un beso,

    Bea

    PS. Me encantó conocerte, por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: