Skip to content

Larpeira

5 marzo 2010
by

Hay postres que nos llevan a  un lugar o una fecha determinada de nuestra vida. Éste,  en concreto para mí,  está vinculado a las fiestas de mi pueblo.

Este bollo, junto con las rosquillas de hojaldre , las secas y los melindres se compraban a las “ rosquilleiras “que colocaban sus tenderetes desde muy por la mañana el día de la fiesta.  Todas eran y son mujeres las que atienden este puesto ambulante.  Una frase en casa era: Ir a ver si ya ha colocado Sra. María su puesto y trae una docena de rosquillas para desayunar. Vendían: sus rosquillas secas que deleitaba nuestros desayunos en día de Fiesta;  de postre se tomaban las de hojaldre, jugosas y tiernas; los melindres,  redonditos y muy sabrosos; y por último la “larpeira” o en su versión más pobre “a toupeira” que no llevaba ni crema pastelera ni mantequilla, pero que a nosotros nos sabía a gloria.

Estas mujeres se levantaban muy de madrugada para ir a la pastelería y comprar los cuatro artículos que vendían durante los tres días que duraban las fiestas patronales. Mientras nosotros nos divertíamos ellas en sus puestos, pasaban las horas esperando que alguien comprases sus artículos.  Ya avanzada la noche se las veía dormitando a la luz de un camping-gas, intentando vencer al sueño que les rondaba después del  madrugón y  todo el día en su puesto.  Esta receta es un homenaje a todas las “rosquilleiras”.

Desde que vivo en Madrid, mi padre, fiel a esta costumbre, me ha enviado durante muchos años una docena de rosquillas secas para mi desayuno  y para que celebrase el día de la Fiesta de mi barrio.  En estos momentos, también va por ti, papá,  para que pronto estés en casa.

Ingredientes:

Para la masa:

250 grs. de harina,25 grs. de anís, 2,5 cucharadas de azúcar, ralladura de un limón, 2 huevos, 50 grs. de leche, 25 grs. de mantequilla derretida, 170grs. de masa madre de trigo (100% hidratación) ,Una pizca de sal

Crema pastelera

1 yema de huevo,  1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de maicena, 150 ml. de leche

Para el almibar

25 grs. de azúcar, 25 grs. de anís, 25 grs. de agua

Se mezcla la leche con el azúcar y se calienta un poco, se derrite la mantequilla y se añade a la mezcla de azúcar con leche,  se añade la ralladura de limón y el anís. Se baten los huevos (se reserva un poco para pincelar la masa)  y se le añaden a la anterior mezcla.  Se hace un volcán con la harina y en el centro se pone todos los líquidos, la masa madre y una pizca de sal. Se amasa durante unos 10 ó 15 minutos  hasta obtener una masa suave.  Se tapa y se deja reposar durante unas tres ó cuatro horas depende de la temperatura ambiente. La mía ha estado unas seis horas en nevera.  Atemperar la masa y formar una bolla un poco aplanada.  Reposo de una hora.  Mientras preparar la crema pastelera.

Cortar la masa en forma de cuadrados, haciendo una incisión profunda,  reposo de una media hora para que recuperase el volumen.  Meter  la crema pastelera fría en una manga pastelera y rellenar las incisiones de la masa.  Pincelar con el huevo batido y en cada cuadradito poner azúcar remojado en agua y una pizca de mantequilla.

Precalentar el horno a 200º. Bajar a 180 y meter la “larpeira”.  Al cabo de unos 20 minutos retirar y pincelar de nuevo con huevo, bajar a 160º y dejar unos 30 ó 35 minutos.

Mientras preparar el almíbar. Poner en un cazo todos los ingredientes y dejar hervir unos cinco minutos.

Al retirar del horno  embadurnar todo el bollo con el almíbar. No tengo fotos del bollo entero porque no ha habido tiempo, ya que es mejor tomarlo calentito. ¡Delicioso!

¡¡A disfrutar!!

25 comentarios leave one →
  1. QJones permalink*
    5 marzo 2010 1:35 am

    Ven a vivir con nosotros, anda.

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 1:37 pm

      Qjones, gusete, panisnostrum, niko Os enviaré, por correo aparte, el planing de los días que permaneceré en vuestras respectivas casas jijiji

      besos

  2. 5 marzo 2010 8:08 am

    ¡Hola Carmen!

    Nos ha gustado mucho este homenaje que has hecho a las “rosquilleras” y a la vez a tu padre.

    Y como siempre, aunque no podamos comerlas, nos ha encantado la receta y como nos lo has contado.

    Siempre consigues trasladarnos a nuestra infancia y a esos viajes a ver a la familia a tierras Gallegas.

    Besotes y disfruta de las “Larpeiras”

    Ana y Víctor.

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 1:37 pm

      Gracias, siempre tan amables🙂

      Bicos para ambos

  3. 5 marzo 2010 9:06 am

    Gracias por llevarnos contigo de viaje a tu pueblo. Estoy aquí con mi café de la mañana en la oficina y no veas lo bien que me vendrían esas rosquillas para acompañarlo. O la larpeira, que tiene una pinta… ¡Qué ganas de ir a Galicia me han entrado!

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 1:41 pm

      Gracias a ti, por tu visita y tu comentario. ¡ Ve a Galicia, ve!🙂

  4. 5 marzo 2010 9:46 am

    Ay, como me recuerda a las vacaciones!!!! De larpeira pedimos en un par de sitios de postre, para bajar las raciones de pulpo…:)

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 1:41 pm

      jajaja Es una buena forma de bajar las raciones de pulpo, comerte de postre una larpeira (ironía gallega)😉

  5. 5 marzo 2010 4:42 pm

    Brrrrrrrr…..
    En nuestra casa fines de semana impares?

  6. 5 marzo 2010 4:56 pm

    Love how soft the crumbs look like. Beautiful caramelized top is very tempting as well.
    Happy weekend,
    ~elra~

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 2:23 pm

      Thanks, your kind words are appreciated. Happy weekend🙂

  7. 5 marzo 2010 5:42 pm

    ¿Te va bien un fin de semana al mes, en Barcelona?
    Así no voy a bajar nunca el nivel de glucosa…
    ¡Delicioso! (todo, el relato y el postre)

  8. niKo permalink
    5 marzo 2010 8:38 pm

    … y si algún fin de semana te apetece Murcia tropical … pues también puedes venir con o sin masas … que buena pinta que tiene!!!!!!

  9. 5 marzo 2010 8:55 pm

    Ais Carmen! la piel de gallina me has puesto. Un abrazo bien fuerte, de esos que sientan como las rosquillas los días de fiesta.

    • Carmen permalink*
      6 marzo 2010 2:24 pm

      Gracias, preciosa. Recibido y correspondido el abrazo con todo el cariño🙂

  10. 6 marzo 2010 9:18 pm

    Oye, Carmen, ahora ya en serio, ¿para cuando el libro? ¡¡¡eres un pozo de sabiduría!!! Me encantan tus historias y tus recetas. Por cierto, que tengo que hablar contigo para que me recuerdes en donde te pillaste la piedra del horno, que una amiga se quiere comprar una en Madrid.
    Un beso.

    • Carmen permalink*
      7 marzo 2010 2:40 pm

      Y tu eres muy exageraaaa :))) Gracias por tu generosidad y me encanta que te encanten mis historias y recetas😉 Buscaré la dirección dónde la he comprado. Te enviaré un mail con los datos.

      Besazo enorme

  11. Sally/Cecília permalink
    7 marzo 2010 2:24 pm

    Mmmm, tiene que estar super bueno. A mi cualquier cosa con masa madre me incita a probarlo.Pero tengo una duda.Cuando has hecho la masa , la reposas 3/4 horas y después a la nevera las otras 6h ?? (O haces o una cosa o la otra??)

    gracias y un abrazo

    • Carmen permalink*
      7 marzo 2010 2:51 pm

      Gracias por tu comentario. En la receta decía que si la tienes a una temperatura ambiente (25º +/-) se dejar reposar alrededor de unas 3 ó 4 horas. Pero, en este caso, la dejé en la nevera unas seis horas o quizás algo más, así retardé la fermentación. Cómo sabes, lo bueno de la masa madre es que puedes prolongar la fermentación sin alterar el resultado final, siempre y cuando, no sobrefermente. Una buena forma es utilizar la nevera para ese fin: menos temperatura, ralentizas la fermentación; más temperatura apresuras la fermentación.
      Espero haber aclarado tu duda.

      Un abrazo

  12. Roser permalink
    7 marzo 2010 5:23 pm

    Carmen, acabo de probar la larpeira y está escandalosamente buena. Que aroma desprendia mientras estaba en el horno!!!. Le he dado tres refrescos a mi masa madre, que hacia más de 15 dias que dormia en la nevera y se ha puesto espectacular, hasta se ha desbordado del tarro!!! como el día ha amanecido gris y lluvioso por Castellón ha tardado en darse el subidón pero he tenido paciencia y a las 6 horas, ha dado el tirón final.
    Un beso
    Roser

    • Carmen permalink*
      7 marzo 2010 9:33 pm

      Me alegro un montón que te haya gustado. Gracias por compartir.

      Un beso

  13. 11 marzo 2010 9:13 pm

    Jolín Carmen
    Entre la música de Yan Tiersen del post de Ajinjolí y lo tierno de tu descripción, que me has pillado con la tarde floja y se me han humedecido los ojillos. Ay qué tonta por dios!!
    Cada día me gusta más este blog.
    Yo también opino que deberíais hacer un libro con todas estas recetas, historias y sentimientos.
    Muy bonito el post, olé por las rosquilleiras y que vuelva pronto a casa tu padre, que sí.
    Un fuerte abrazo

    • Carmen permalink*
      12 marzo 2010 8:20 am

      Gracias. Me alegro de que te haya gustado y mi padre ya está en casa :))

      Un abrazo enorme para ti

  14. 12 marzo 2010 12:36 pm

    Entre mis recetas de dulces pendientes tengo esta de la bola larpeira. La que yo tengo es muy similar en cuanto a los ingredintes, pero no lleva pastelera en los cortes, sino azúcar y almíbar. Está deliciosa, en Santiago la comprábamos siempre para las reuniones de amigas.
    un biquiño

    • Carmen permalink*
      13 marzo 2010 1:55 pm

      Sí, esa es la versión en que mi pueblo llamábamos “toupeira” que también está deliciosa, tal y como tu dices. Gracias por tu visita y tu comentario.

      Outro biquiño pra ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: