Skip to content

Y ahora el mío…. roscón de masa madre, ¡feliz 2010!

7 enero 2010

Ya estoy de vuelta. La verdad que tenía ganas de volver a casa. Pasar tiempo en Madrid está bien, sobre todo por volver a ver a la familia y los amigos, pero por otra parte tratas de verlos a todos y las dos semanas de vacaciones se convierten en una gimkana, comes con unos, cenas con otros, y entre medias tratas de sacar tiempo para ver esa exposición de Pierre Gonnord (en Alcalá 31, no os la perdáis) o comprar los regalos de los sobrinos (¡¡¡tengo 10!!!). Así que el regreso a casa produce sentimientos encontrados, por una parte estás feliz y por otra triste de marcharte. Los que vivís lejos de la familia seguro que me entendéis. A eso se añade el hecho de que cada vez soy más de aquí y menos de allí. Bueno, en realidad ha llegado un momento en el que ya no sé ni de donde soy. Esto tiene una parte positiva y otra negativa. Lo positivo es que llega un punto en el que cada vez te cuesta menos adaptarte a un lugar nuevo, te conviertes en una persona “todoterreno”. Lo negativo es que nunca terminas de pertenecer a ningún sitio, hay una especie de sentimiento de desarraigo que va contigo a todas partes. Seguro que ya os he dado la chapa anteriormente con este tema. De todos, como siempre, ¡mejor quedarse con lo positivo!

Y para empezar el año positivamente, nada mejor que un roscón. Ya he perdido la cuenta, pero creo que este es el cuarto año consecutivo que hago roscón, ¿o es el quinto?. En cualquier caso, este año me he tirado a la piscina y he hecho un roscón con masa madre, enconmendándome a San Poilâne Bendito e inventándome la receta. Es que me gusta el riesgo. Aunque pasé momentos de terror y me dije “quien te mandaba meterte en este lío” porque el roscón se tomó su tiempo para subir, al final salió el roscón que más alabanzas ha recibido de cuantos he hecho.

Mi receta consiste en una masa con una alta tasa de hidratación, difícil de trabajar, y el resultado es un roscón, pero no un balón de reglamento. Subir, sube (sí, sí, Diego, ¡mira las fotos!). Pero no se hincha como una pelota. A cambio, la alta tasa de hidratación hace que la miga sea ligera como la espuma, con grandes alveolos. Pero en esto cada cual tiene sus gustos. Igual que en el tema del agua de azahar. Mi receta lleva bastante cantidad, porque me encanta, ¡sobre todo me encanta como huele la casa después de hornearlo! Pero hay quien pone sólo una cucharadita. Lo bonito, en esto de los roscones, es la variedad. Eso, y que veo que se está recuperando la tradición de hacerlos en casa, porque en estas fechas no hay blog que no tenga su receta de roscón.

Ingredientes para dos hermosos roscones, atención: ¡este roscón lleva tres levados y hay que empezar a prepararlo la tarde del 4 de enero!

para la masa de arranque:
150 gr de masa madre
50 ml de agua
125 gr de harina

mezclamos bien los ingredientes y dejamos reposar hasta que se hincha y al menos dobla su volumen (yo lo dejé desde las seis de la tarde hasta las dos de la mañana, en total 8 horas, pero creo que habría valido con 4)

para la masa (parte 1):

800 gr de harina de fuerza
250 gr de azúcar
100 ml de leche tibia
100 ml de agua de azahar
100 ml de ron
4 huevos
la ralladura de la piel de una naranja y de un limón

mezclamos bien todos estos ingredientes, en un bol y ayudándonos de una espátula, lo tapamos y lo dejamos reposar el mismo tiempo que tarde en subir la masa de arranque.

para la masa (parte 2):

la masa de arranque
la masa de la parte 1
200 gr de mantequilla en pomada
una pizca de sal

Esta es la parte más engorrosa. Juntamos la masa obtenida anteriormente con la masa de arranque, la sal y la mantequilla. Hay que conseguir que se integre todo perfectamente y no queden grumos. Es una masa difícil de trabajar sí, lo sé. Pero el resultado merece la pena. En mi caso ya es una costumbre amasar el día 4 a las dos de la madrugada.

Para el segundo levado, dejamos la masa que pase la noche en la nevera o en el frigo, bien tapada para que no se seque.

La mañana del día 5 de enero, sacamos la masa de la nevera y la dejamos que siga levando en el lugar más cálido de la casa. En mi caso, estuvo hasta la tres de la tarde. O sea, para el segundo levado necesitó 7 horas en nevera y 8 a temperatura ambiente. Después de comer les di forma. Hice dos roscones. Para darles forma nos untamos las manos de aceite (si no, es imposible trabajar esta masa) y dividimos la masa en dos partes, tratando de formar una bola. Colocamos encima de un papel de horno e introducimos el dedo índice en el centro de la bola para después con las manos darle forma de roscón. Introducimos la sorpresa y cerramos la masa. Colocamos en una bandeja de horno y dejamos reposar de nuevo hasta que la masa doble su volumen (tercer y último levado, unas 4 horas). Yo le puse un bol untado de aceite y dado la vuelta en el centro, para que al crecer no se extendiera hacia el agujero.
Antes de hornearlos, pintamos con huevo batido, y decoramos con fruta escarchada, almendra picada y azúcar. Hornear 25 minutos a 180º. Pinchar con una aguja y cuando salga seca es que ya está hecho.

Y para terminar las navidades, os dejo con esta canción de Lhasa de Sela, “la voz de un ángel errante”, como escribieron en El País hace unos días. Lhasa, gracias por dejarnos tu música.

http://www.goear.com/listen/ecc131a/Los-peces-lhasa-de-sela

Anuncios
21 comentarios leave one →
  1. 7 enero 2010 10:46 pm

    Te ha quedado precioso! Y la receta con masa madre, muy interesante. Yo este año he fracasado estrepitosamente con el p… roscón, que no subía ni jarto de vino… en fin, otra vez será! Si es que solo hago uno al año, tengo que hacer cinco o seis como tú… jaja

    • 11 enero 2010 3:15 pm

      Miriam, los míos suben despacito, no creas, pero al final siempre suben!
      Y yo sólo hago roscón una vez al año, un par de ellos, eso sí, pero ¡sólo para reyes!

  2. Alicia permalink*
    7 enero 2010 11:11 pm

    ¡¡No habrá roscón más currado que el tuyo en todo Madrid!! Mein gott, tiene una pinta estupenda. ¡Enhorabuena!

  3. 8 enero 2010 12:09 am

    Ajonjolí,
    Me encanta que te encante el agua de azahar. A mí también. El aroma es algo que siempre me recordará a lo mismo: el roscón…
    Jesús, hija mía ke kurro. Lo que dices de empezar el día 4…., yo creo que ya lo estaba preparando mentalmente ¡desde el 30 de enero!
    Es verdad que este año hay una “plaga de roscones” blogeriles pero eso nos demuestra cuánto se mantiene las tradiciones. Aunque ayer, viendo antena 3 (creo) me reí mucho porque las frutas confitadas no le parecen gustar mucho a la gente joven y, sin embargo encanta a los mayores. Me siento un poco vieja pues, porque a mí sí que me gustan…
    La verdad es que la miga está fenomenal. A mí también me parece que la textura de mis roscones de masa madre estaban mejor que la thermomix.
    Un beso y mucho ánimo.
    Todos somos un poquito ciudadanos del mundo; cada sitio y la gente van sacando lo mejor de nosotros. Es bonito cómo lo escribes. Pero también piensa una cosa, cómo nos reciben cuando volvemos a casa ¿eh?
    Espero que te lo pasaras bien en tu tierra y que te hayan traído muchas cosas los Reyes majos.
    Un beso

    • 11 enero 2010 3:46 pm

      Teba, la plaga de roscones me hace muy feliz, me gusta poner mi granito de arena (o sería más correcto decir de harina?) para que esa tradición se recupere.
      A mis sobrinos no les gusta la fruta confitada, así que uno de mis tíos este año trajo un roscón sin fruta (pero industrial) para ellos. Y los niños dijeron que ni hablar, que ellos querían roscón de la tía, aunque llevara fruta. Así que ya ves, voy ganando la batalla….

  4. 8 enero 2010 12:22 pm

    ¡Espectacular! Realmente un roscón curradísimo y precioso, y que además debía de estar riquísimo.

    Tomaremos buena nota de todo el proceso, e intentaremos si nos es posible hacerlo con harina sin gluten, ya que este año, hemos cambiado la marca de harina y nos ha salido rico, pero poco vistoso.

    Besotes.

    Ana y Víctor.

  5. Gusete permalink*
    8 enero 2010 2:31 pm

    Fantástico, me encanta, recrear lo recreado… Y esa divina paciencia, y esos días previos planificando, pensando ¿cuando empezaré? No se si yo sabría vivir ya los primeros días de enero sin esta preocupación. Este año hice un mix de recetas e ideas, con base en algunos roscones buenos del amigo QJ, pelín levadura (pánico escénico quizá) y poca agua de azahar (si, yo soy de esos). La novedad de este año es que el roscón era un poco más mío, porque confité cascaras de naranja, trabajoso pero están buenísimas. Lo recomiendo.

    • Maria C. permalink*
      9 enero 2010 2:41 pm

      Gusete ¿Como se confitan las naranjas? Tu querias subir nota ?eh?

    • 11 enero 2010 3:48 pm

      gus, ya puedes ir pasando la receta pa’ confitar naranjas, eh?
      y cuelga tu receta, que así todos aprenderemos!

  6. 8 enero 2010 3:44 pm

    El mío quedó en un montón de buenas intenciones, recomendaciones a terceros y un mucho de hacerme la loca. Y es que después de ver amasar (¿acariciar?) a Ibán en el curso de Donosti todo gesto de más resulta chirriante y mi relación con la masa madre es todavía pelín frustrante. Pero seguimos. Despacio. Como Lhasa aquella tarde en Gazteszena. Sólo unas bellísimas canciones y unos sencillos cambios de guitarra. Gracias por recordarnosla.

    • 11 enero 2010 3:49 pm

      de nada. Tenía que hacerle un homenaje.
      Ánimo con esa masa madre, los comienzos son difíciles, pero luego sólo da alegrías.

  7. Maria C. permalink*
    9 enero 2010 2:45 pm

    Ajo, chapeau por el roscon! que mas voy a decir…
    Y lo del desarraigo…pues que pones palabras a mis pensamientos.
    Un abrazo

  8. Atiras permalink*
    11 enero 2010 2:10 pm

    a mi los roscones me dan miedo, me quedo en el modo principiante. Pero viendo los vuestros, que parece que quedan tan buenos, una sea anima y lo ve más cercano.
    enhorabuena!

    • 11 enero 2010 3:51 pm

      Atiras, no es difícil, es sólo una cuestión de paciencia, de verdad. Si yo puedo, ¡puede cualquiera!

  9. 12 enero 2010 12:05 am

    A mi me tocó el haba…

    Vinimos dando una vuelta y encontramos tu blog. Decidimos otorgarte, tras un minucioso estudio, el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al martes 12 de enero de 2010 en No sin mi cámara, por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
    Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
    Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
    Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
    Y si tienes una escalera, o fotografías una, mándanosla a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

  10. Roser permalink
    12 enero 2010 10:56 pm

    Las naranjas buenas para confitar vienen ahora, así que tendremos que confitar… para el Roscón del año que viene!!!…eso queda un poco lejos no??? He buscado la receta por la red y el proceso dura 16 dias, pero creo que me voy a poner.

    Yo también empecé a hacer el roscon la tarde del 4 de enero, hice 3 levados y el resultado ha sido muy bueno, mucho mejor que el año pasado…ya se anunciaba en el amasado, la masa se dejaba querer y no es para menos, es hija única ya que sólo hago roscón una vez al año..jejeje
    Saludos

  11. JoseRa permalink
    13 enero 2010 10:34 am

    Una pregunta tonta: ¿Qué aporta hacerlo con masa madre frente a la versión con levadura de panadero?

  12. Carmen permalink*
    13 enero 2010 1:46 pm

    Ya veo que ha habido una buena dosis de Roscón de Reyes en mi ausencia. Todos geniales y seguro que riquísimos :))

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: