Skip to content

Entrenzado

2 diciembre 2009
by

De niña, como a todos los niños de mi pueblo, me encantaba que llegase Pascua para ir a buscar la rosca a casa de la madrina.   Era una visión curiosa ver a todos los niños con sus roscas por la calle. Más o menos grandes, según la edad,  porque cada rosca llevaba un huevo por cada año cumplido, entero con su cascara, sobresaliendo de la rosca. Por este motivo las roscas iban aumentando de tamaño, según se cumplían años.  Lo normal era que se diese rosca hasta los diez ó doce años.  Yo no tuve tanta suerte, mi madrina dejó de dármela cuando tenía unos cinco años y volví a casa triste y llorosa. Mi madre me consoló y me colgó al cuello  una de las roscas más grande que había hecho 🙂

La costumbre casi se ha perdido y hay personas que sustituyen el huevo por bolsitas con monedas, metidas dentro de la rosca o  se han decantado  por los huevos de Pascua. Con este tipo de masa se hacen entrenzados que se venden en las panaderias en cualquier momento del año.

Recuerdo el olor de la masa, las grandes tablas dónde mi madre dejaba reposar las roscas y los entrenzados, el olor de las roscas recién llegadas del horno y que impregnaban la casa.  La manteca de vaca, guardada durante todo el año. Hoy rememoro eses momentos porque mi  casa está llena de ese olor que me recuerda a mi infancia. He recuperado la receta de mi madre que a su vez se la había dado  Sra. Emma, dueña de la panadería dónde mi madre cocía toda la repostería y empanadas que se hacían en casa.  Gracias a ellas y  también a Sita por apuntar algún ingrediente que a mi madre ya se le había olvidado.

Ingredientes:

250 grs. de harina de fuerza

200 grs. de leche

150 grs. de masa madre

2 huevos

100 grs. de manteca de vaca (en pomada)

100  grs. de azúcar

1 rama de canela

Un poquito menos de½ cucharadita de esencia de vainilla

Ralladura de limón

Se infusiona la leche con la rama de canela. Se deja enfriar. Se mezcla la masa madre con la leche y un poco de harina, se bate  un poquito. Se le añaden el resto de los ingredientes, ( la manteca  se incorporará en dos o tres veces ) y se amasa muy bien.  Es una masa bastante liquida. Yo he usado el método francés, más conocido por  Bertinet.  He amasado casi 50 minutos. La masa debe quedar muy lisa y brillante.  La dejé reposar durante toda la noche.  Por la mañana formé la trenza y la dejé hasta que casi dobló su volumen.  Unos diez minutos antes de meterla al horno la barnicé con huevo batido y por encima un poco de azúcar húmedo. Horneado a 180º con aire durante unos 25 minutos. Pinchar con una aguja o un palito para ver si está bien cocido por dentro y dejar enfriar.  Es una delicia, con un chocolate bien caliente es lo más de lo más. Tierno, suave, esponjoso, con un sabor delicado,  mezcla de  cítrico, vainilla, canela…  y un aroma mmmm

A disfrutar

Actualización 22/05/11:

 La harina que he utilizado en esta receta tiene un grado de absorción muy alto y el amasado ha sido muy prolongado, por lo que recomiendo tener como referencia unos 100 grs. de leche  y añadir el liquido poco a poco, comprobando la absorción de la harina que se está utilizando.  

Gracias a las personas que me han comentado este problema :))

Anuncios
56 comentarios leave one →
  1. Pachi permalink*
    2 diciembre 2009 8:04 am

    Madre mia, que pintaza!!! Me llega la hora del triste desayuno en el trabajo, un cafe de maquina.Donde esta mi rosca, donde?:)

    Por cierto, en esto de los ingredientes cada dos por tres me descubris algo nuevo.Manteca de vaca?No lo habia oido nunca…

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:19 pm

      La manteca se hacía con la nata cocida. Antiguamente, cuando venían las lecheras a traer la leche a casa, se hervía la lecha y dejaba una nata gorda que se retiraba y se acumulaba. Se batía hasta obtener mantequilla y se cocía para retirar el suero de la leche. Se reservaba para postres, como las roscas, las bicas etc. Lo más parecido a la manteca de vaca es la mantequilla clarificada. En Galicia se encuentra con relativa facilidad, aquí yo no la he conseguido. 🙂

      • 12 febrero 2016 11:43 pm

        ¿Dices que la manteca se obtiene de cocer la mantequilla?

      • Carmen permalink*
        15 febrero 2016 11:10 pm

        Decía que lo más parecido a la manteca de vaca que se utiliza en Galicia, es la mantequilla clarificada.

  2. 2 diciembre 2009 8:40 am

    Dios mio. Me llama la atención lo de Manteca de Vaca. Donde se puede conseguir eso.

    Gracias por la receta.

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:20 pm

      Gracias a ti, por tu comentario 🙂

  3. 2 diciembre 2009 8:49 am

    La madre que me pario y perdon por la expresión.
    Me estoy imaginando la rosca de doce huevos, copon!!!!! y las llevabais colgando del cuello? No es por nada pero creo que tu madrina te hizo un favor, jeje. Lo de la manteca de vaca, sera imposible pero me imagino que con manteca de cerdo ira igual, no? Esta me la copio por que me la estoy imaginando. Que bueno!!!!!

    Bicos

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:24 pm

      jajaja Juantxo, Pues lo de llevarla al cuello, alguno había que la llevaba, sí. Pues con lo mal que lo pasé no hizo bien, no. Con manteca de cerdo, no sé, es posible que esté buena pero, como le decía a Pachi, creo que lo más parecido es la mantequilla clarificada.

      Muxu bat

  4. Gusete permalink*
    2 diciembre 2009 8:55 am

    Ay Carmen, transportas… Cuando leo estas entradas me pregunto muy seriamente qué narices hacemos metidos en un lugar tan inhóspito como éste, en lugar de desayunando un chocolatito con trenza, rodeados de toxos, niebla y caballitos 🙂

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:28 pm

      Yo creo que cada lugar tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. Ahora toca estar aquí y hay que aprovechar sus cosas buenas 🙂 Estar desayunando chocolatito con rosca o entrenzado, rodeado de un buen paisaje, está muy bien :))

      bicos

  5. PilarJ permalink
    2 diciembre 2009 9:21 am

    Humm, me parece estar oliéndolo… me uno a las demás quejas, ir a tomar dentro de un rato un triste panecillo industrial a la plancha no es plan, después de leer esto.

    Y yo también pregunto, ¿manteca de vaca?

    Gracias Carmen.

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:29 pm

      A tí, preciosa, un placer leerte y sigo esperando tus posts :)))

      besazo

  6. 2 diciembre 2009 9:28 am

    Joerr, qué pinta. Si es que la repostería gallega es la leche. Y además con masa madre, esto tiene que ser la bomba. Y la manteca de vaca es mantequilla, no?

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:31 pm

      Es la bomba, lo es, lo es. De leche va lo de la manteca de vaca :))))

  7. 2 diciembre 2009 11:14 am

    Muchísimas gracias, Carmen, por hacernos partícipes de esos recuerdos tan entrañables y por ayudar a conservar la memoria de nuestras tradiciones.
    Yo también me apunto a preguntar por lo de la manteca de vaca 😉
    Un beso
    Manel

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:32 pm

      Gracias a ti, por tus palabras. Lo de la manteca de vaca explicado al principio de los comentarios, en la respuesta a Pachi 🙂

      Un beso

  8. 2 diciembre 2009 1:52 pm

    Hola Carmen, me encanta tu evocación mágica de esta tradición de tu niñez. Donde mis abuelitos en el suroeste de Francia, el domingo de Pascua los niños conseguíamos ramitas decoradas con golosinas que llevábamos a la iglesia y podíamos empezar a probar después de la misa. Una rosca me hubiera encantada también, especialmente con un huevo más cada año! Increíble que tu madrina no tenía ninguna más para tí después que cumpliste 5 años…
    Nunca he cocinado con manteca de vaca. Creo que aquí en EEUU se llama “lard” pero no se si es de vaca o de cerdo. Tengo que investigar!

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:38 pm

      Gracias a ti por contarnos la tradición del suroeste de Francia 🙂 Mi madrina era joven y recien casada y supongo que tendría toda su atención en su nueva vida. Se olvidó pronto, cosa que también era bastante habitual en general, supongo que también influía lo económico.

      Pues cuéntanos sobre “lard” :))

      un beso

  9. Ainhoa permalink
    2 diciembre 2009 3:32 pm

    Ummmm… vaya pinta. Tiene una pinta estupenda y además con el relato que has escrito aún da más envidia. Espero poner en practica la receta. Tiene que estar deliciosa.

  10. Ainhoa permalink
    2 diciembre 2009 3:37 pm

    Por cierto, en Bizkaia se hace algo similar y a esta rosca se le llama Mokotz. Se la regalas a tus ahijados y aún se encuentra en las pastelerías. No sé si la recta es exactamente la misma pero yo voy a adaptar la tuya para mi Mokotz. Muchas gracias. eskerrik asko.

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:40 pm

      A lo mejor es una tradición del norte. Si averiguas cómo se hace, cuéntanos, que será muy bonito recoger todas estas tradiciones :))

      Gracias a ti por tus palabras

      Muxu bat

  11. QJones permalink*
    2 diciembre 2009 5:17 pm

    Hostiassssssss qué rato más chulo he pasado leyendo ésto. Qué ganas de perder 30 años y volver a ver a mi abuela haciendo manteca de vaca. Pura manteca, en aquellos grandes perolos metálicos (¿o no eran metálicos? Bah, la memoria…) grumosa y densa y riquísima, que me comía con azúcar.
    Qué bonita, la memoria.

    • Carmen permalink*
      2 diciembre 2009 5:42 pm

      Siiiiiii Nos la ponían en un trozo de pan con azúcar por encima para merendar. Pero eso era excepcional, sobre todo en mi casa, porque mi madre la guardaba para vender la que le sobraba en época de Pascua. La economía que estaba chunga 😉

      bicos, rapaz

  12. 2 diciembre 2009 6:02 pm

    Enhorabuena, Carmen, te ha salido la mar de apetitoso, como siempre.Y muchas gracias por la receta, habrá que animarse a hacerlo. Mi padre siempre me está pidiendo un periquito (en su aldea llamaban así a estos trenzados, que no se hacían en forma de rosca) y nada de lo que he hecho hasta ahora se parece a lo que él recuerda.
    Afortunadamente donde vivo es muy fácil encontrar manteca cocida de vaca. En mi opinión hay una gran diferencia de sabor con la mantequilla: las orejas de carnaval, la torta de maíz o la bica no salen igual.

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 9:29 am

      Gracias a ti por tus palabras. Sería un honor que fuese la receta dónde tu padre encontrase ese sabor que recuerda. Tienes suerte de poder encontrar la manteca de vaca 😉 Estoy totalmente de acuerdo que la mantequilla no suple el sabor de la manteca de vaca, pero cuando no la hay… Es es la razón de poner como ejemplo de sustitución, la mantequilla clarificada. Tus panes tienen muy buen punto 🙂

      bicos

  13. María C. permalink*
    2 diciembre 2009 6:30 pm

    Ay Carmen, que pedazo de trenza, que manos tienes…bueno, aprovechando que está media parroquia nostálgica y la otra media se esta informando sobre la manteca de vaca creo que soy la primera en la cola para hacerse ahijada tuya. :)))
    Un abrazo

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 9:31 am

      Si quieres ser ahijada, hay algunos requisitos que tendrás que tener en cuenta: por ejemplo que en Pascua tendrás que venir a por la rosca. Ese era el más importante, verdad? 😉

      Un abrazo, guapa

  14. mariapilar permalink*
    3 diciembre 2009 12:50 am

    Qué bonito todo, Carmencita, tanto post como receta.
    Besos

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 9:32 am

      Querida, gracias por tus palabras y porfi, anímate a seguir publicando 😉

      Un besazo

  15. 3 diciembre 2009 3:05 pm

    Ay carmen, quién la pillara para el café de esta tarde, tiene una pinta…
    Madre mía, 5 minutos de amasado, eso necesita preparación física y mental!
    B*

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 4:06 pm

      Lo del amasado todo es ponerse y concentrarse. 🙂

      Besitos

  16. unexiliado permalink
    3 diciembre 2009 3:24 pm

    Que recuerdos!!!
    En cuanto a la manteca de vaca, recuerdo que mi madre separaba las natas formadas en la leche despues de hervirla (la leche claro se la proporcionaban unas vecinas que tenían vacas por lo que esta era más rica y grasosa que cualquiera que puedas conseguir en un supermercado). No creo que funcione intentar hacerlo con la leche de cartón.
    Las dejaba en un cuenco hasta que se solidificaba todo y quedaba una especie de mantequilla amarillenta (debido al contenido de grasa) y un suero de leche que se separaba de la grasa y que se tiraba. Esto lo usaba para hacer bizcocho de nata.
    En mi opinión lo mas parecido con lo que se podría substituir sería nata líquida bastante gruesa, observando el índice de grasa de la etiqueta.

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 8:59 pm

      No, yo tampoco creo que funcionase con la de cartón, quizás con la leche fresca entera, aunque lo dudo.

      El proceso de mi madre y de todo mi pueblo era diferente, tal y como contaba en la respuesta a Pachi. Mi madre, al igual que la tuya, dejaba la nata en un cuenco, pero cuando tenía bastante la batía hasta convertirla en mantequilla, un bollo amarillo que ponía a hervir y dónde se quedaban las impurezas de la leche en el fondo. La colaba y la guardaba hasta su utilización. En época de Pascua, la que le había sobrado de sus roscas, la vendía. Era muy apreciada, su manteca, entre las panaderías del barrio. En aquel momento había cuatro panaderías en menos de veinte metros en redondo. Es que el pan de mi pueblo era famoso, como ya conté en algún otro post. 😉

      Difiero en que la nata sea un sustituto de la manteca de vaca, para mi, lo más parecido es la mantequilla clarificada. Es un proceso más parecido. 🙂

      Un saludo

      • Gusete permalink*
        3 diciembre 2009 9:36 pm

        Un apunte, quizá un poco chorra: las leches tratadas térmicamente son idénticas desde un punto de vista nutritivo a la leche natural recién ordeñada (evidentemente, con mucho peor sabor). El consumidor, aunque a algunos aquí nos parezca casi aberrante, no acepta que en su leche se separe la grasa del agua (proceso normal en toda emulsión que reposa), por lo que se adicionan estabilizantes que evitan que esto pase, sin ellos al abrir un tetra brik fabricado hace dos meses tendríamos una estupenda capa de nata arriba, y un montón de leche desnatada abajo 🙂

      • unexiliado permalink
        3 diciembre 2009 9:59 pm

        Sí, conozco ese proceso que dices ya que también algunas personas de mi pueblo también lo hacían de la misam manera. No me acuerdo exactamente si mi madre la batía y hervía más tarde, pero sí que esta por sí sola formaba una manteca.
        La nata o crema líquida no es lo mismo que la nata de la leche que se forma al hervirla ya que una es la conglomeración de proteínas y la otra es la conglomeración de grasa. Pero se obtiene mantequilla de la nata liquida batiendola. la mantequilla clarificada es un proceso posterior realizado por los chefs porque esta no se quema cuando se usa para freír a diferencia de la mantequilla pura. Pero la mantequilla ya ha seguido el proceso que tu cuentas; al batir la nata el contenido acuoso se separa del material graso formando el suero de mantequilla (muy usado en los países anglosajones y conocido como buttermilk que usan como un lácteo). No entiendo porque entonces crees que se debería repetir el proceso haciendo mantequilla clarificada, porque no es nada parecido en mi opinión.
        Me pareció que se podría usar nata líquida porque el bizcocho que hacía mi madre con esta manteca me recuerda mucho al que hacen en Portugal substituyendolo por nata líquida.
        De todas formas es cuestión de probar.

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 9:56 pm

      Pos que pena que podríamos hacer manteca de vaca casera 😉

      • Carmen permalink*
        4 diciembre 2009 12:09 am

        La mantequilla clarificada se obtiene a partir de la mantequilla (nata batida) calentada y colada (separando la grasa del suero lácteo). No sabía los procesos de ambas natas. Gracias por facilitarlos. Sólo hablaba del sabor. Yo he sustituido la manteca de vaca (cuando no la podía conseguir) por mantequilla clarificada y, para mi, es lo que más se parece. Pero, como bien dices, sólo es cuestión de probar.

        Mi madre también hacía un bizcocho con parte de la nata acumulada y unas roscas que le llamaba: Roscas de nata. Acabas de hacer que recuerde ese sabor. Otra antigua receta a recuperar . Gracias. Si tienes la receta del bizcocho de tu madre, y por supuesto, si te apetece, podrías compartirla 🙂

  17. 3 diciembre 2009 8:22 pm

    Muchas gracias, por compartir con nosotros tus recuerdos de la infancia.

    Muchas gracias, a tu madre, por colgarte esa gran rosca del cuello.

    Muchas gracias, por haber llenado tu casa de ese olor a trenza y hacernoslo llegar a cada uno de nosotros 🙂

    Muchas gracias por esta estupenda receta, que aún difícil de adaptar a nustro mundo sin gluten, se intentará.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    • Carmen permalink*
      3 diciembre 2009 9:01 pm

      Gracias a vosotros; es un placer compartir en MTM 🙂 Sería estupendo ver esta receta adaptada a vuestro mundo sin gluten 😉

      Un beso enorme para ambos

  18. Pachi permalink*
    4 diciembre 2009 2:02 pm

    No se vosotros, pero para segun que cosas la leche estabilizada, mejor: si estoy bebiendo leche y me entra en la boca un poco de esa telilla de nata que se puede formar, hago el aspersor!!!! 🙂

    • Carmen permalink*
      7 diciembre 2009 9:08 am

      A mi tampoco me gusta la nata en la leche. Encontrársela no es nada agradabe, no, por lo menos para mi.

      besos

  19. 4 diciembre 2009 7:41 pm

    Ai Carmen, que bonito lo has contado. Y que ganas de recuperar todas las recetas familiares.
    Un besazo guapa

    • Carmen permalink*
      7 diciembre 2009 9:01 am

      Gracias, guapa

      Las recetas familiares, a veces se pierden, porque pensamos que van a estar ahí para siempre, como las personas. Yo estoy recuperando esas recetas y me doy cuenta de que la memoria se hace frágil con el tiempo. Suele ser un conocimiento oral que se ha transmitido, casi siempre, de madres a hijas y es una pena que se pierda. 🙂

      Un beso enorme

  20. 4 diciembre 2009 7:43 pm

    Carmen, me ha encantado la historia, muchas gracias!!!!

    Te iba a preguntar lo de la manteca de vaca, pero ya he visto la discusión que hay en marcha sobre el tema.
    A lo mejor un sustituto mejor que la nata, para quien le de pereza lo de la mantequilla clarificada, es la crème fraîche, ¿no?
    Según el McGee, la crème fraîche originalmente se hacía dejando reposar la leche durante la noche para separar la nata y hacer mantequilla. Así que no sé, igual pruebo…..

    Besos.

    • Carmen permalink*
      7 diciembre 2009 9:05 am

      Gracias a ti. Pues, sinceramente no sé si podría ser un buen sustituto la crema fraiche. Pero todo es cuestión de probar. Mi madre hacía unas roscas con la nata con la que se hacía la manteca de vaca, que estoy en proceso de recuperación, y quizás para esas si utlizaré la crema fraiche. 🙂

      Besos

  21. 5 diciembre 2009 12:11 am

    Que lindo la rosca y lo que cuentas! solo que me puso triste eso de que volviste llorando porque tu madrina un año no te lo dió 😦
    Me parecen bonitas las tradiciones..ojalá que no se extinga.
    besos
    Gaby

    • Carmen permalink*
      7 diciembre 2009 9:07 am

      No te pongas triste que mi madre me hizo recuperar la sonrisa y la alegría con su acción. Me puse más contenta que unas castañuelas con la rosca más grande del vecindario 🙂

      Sí las tradiciones son parte de nuestra historia y de nuestras raíces. Creo que tenemos el deber de mantenerlas y transmitirlas. 🙂

      besos y gracias por visitarnos

  22. 8 diciembre 2009 1:46 pm

    Traete a Galicia uno de estos ahora por Navidad!!!!!!!!!! Saludos y sigue así 😀

  23. Carmen permalink*
    9 diciembre 2009 12:44 pm

    Gracias por lo de seguir así y lo de llevarlo, se hará lo posible 🙂

    besitos, guapa

  24. Alicia permalink*
    10 diciembre 2009 2:01 pm

    Ay mi cabeza, como dice una amiga canaria, ¡qué cosa más rica! Sin duda, esta receta tengo que guardarla para probarla después de las fiestas, que ahora con tanta cosa típica de Navidad, ¡no doy abasto!
    Espectacular, como siempre.
    besos,
    alicia

    • Carmen permalink*
      14 diciembre 2009 9:47 am

      Sí, mejor para después 😉 Gracias por tus elogios 🙂

      un besazo, guapa

  25. Lidia Martinez permalink
    17 enero 2010 2:17 am

    Qué lindo tus recuerdos! Me hizo acordar que mi papá siempre hacia la rosca de pascua, pero él la dejaba levar durante toda la noche y a nosotros nos gustaba comer la masa cruda. De noche nos levantabamos con mis hermanos y agarrabamos pedazos de la rosca y nos la comiamos cruda! Pobre mi papá, nunca le levaban las roscas jajajaja. Un beso grande 🙂

    • Carmen permalink*
      19 enero 2010 11:32 am

      No me extraña! ¡Qué malos!! jajajaja

      Un besazo para ti, piola!!

  26. 22 mayo 2011 12:26 pm

    Carmen, evocar los recuerdos de tu infancia me ha hecho viajar a la mía, que ricos aquellos aromas de las masas…Ayer casi sin esperar a que se enfriara, probamos este entranzado hecho con auténtica manteca de vaca ( que pude conseguir gracias a la ayuda de Raquel y que conservo celosamente en el congelador) y nos supo a gloria.
    Esta mañana en el desayuno todavía estaba mejor con un sabor incrible. Sensacional
    Bicos pra ti

    • Carmen permalink*
      30 mayo 2011 7:02 pm

      Me alegro mucho que te haya gustado y que te haya hecho viajar a tu infancia. Desde mi punto de vista volver a los recuerdos que nos han hecho felices es mantener viva la alegría 🙂 Así que has hecho un auténtico “entrenzado” con su manteca de vaca gallega :)))

      Moitos bicos pra ti

  27. Francisca Peña Vela permalink
    28 enero 2014 1:20 pm

    Muchísimas gracias! Me encanta seguir las tradiciones y q no se pierdan las recetas. Un abrazo y un millón de gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: