Skip to content

Pan deli neoyorquino

15 mayo 2009


Desde que vi un pan que hizo Gusete con suero de leche tenía curiosidad por probar como resultaría un pan hecho con el suero que se separa de la leche al hacer el kéfir. Para los que no sabéis lo que es, el kéfir es un cultivo de bacterias beneficiosas que, al ponerlo en leche, la fermentan produciendo algo semejante al yogur. La diferencia es que en el caso del kéfir este producto se filtra y se recupera la colonia de bacterias (son como pelotitas de algodón), que se pone de nuevo en leche para producir más kéfir. Normalmente, o al menos en mi caso, se queda separado el suero, del kéfir, que está aglutinado en torno a las pelotitas de bacterias. Luego al filtrarlo se mezcla todo, pero en este caso lo que hice fue separarlo con cuidado y guardarlo aparte.

La receta es una modificación de la de Peter Reinhardt del libro El aprendiz de panadero. El hace una esponja con masa madre de trigo y harina de centeno, pero como yo ya tengo masa madre de centeno, me salté ese paso.

Ingredientes:

200 gr masa madre de centeno (para aprender cómo se hace la masa madre, pinchad aquí)
300 gr harina de fuerza
200 gr harina de centeno blanco
1 cs azúcar moreno
1 cc sal
1 cc levadura fresca de panadero
1 cs aceite de oliva
150 ml suero de leche (también se puede sustituir por leche, aunque el resultado no será el mismo)
60 ml agua
1 clara de huevo a punto de nieve para barnizar

Primero preparamos la esponja. Para eso, mezclar la masa madre, el suero de leche, el agua, la harina de trigo y el azúcar, y dejar reposar un par de horas, hasta que esté hinchada y burbujeante.

Añadir el resto de ingredientes hasta tener una masa firme pero un poco pegajosa. Con las masas de centeno hay que tener cuidado de no añadir y añadir harina hasta que deje de estar pegajosa, ya que entonces en lugar de un pan terminaremos teniendo un ladrillo. Estas masas son de naturaleza pegajosa, así que lo mejor es manejarlas con las manos y la encimera untadas de aceite o agua. Dejar reposar 15 minutos, volver a amasar, y dejar reposar un par de horas (o hasta que doble su volumen) en un bol untado de aceite.

Sacar del bol, y darle forma a la hogaza (para ver como se le da forma de baton pincha aquí). Dejar reposar en el banneton otras dos horas o hasta que aumente su volumen una vez y media.

Poner la piedra en el horno (quien tenga piedra) y precalentarlo a 210º C, poniendo un bol apto para horno, lleno de agua, en la base del mismo.

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, volcar el banneton en la pala bien enharinada, pincelar con la clara de huevo montada a punto de nieve, entallar y ponerlo encima de la piedra. Con un vaporizador, crear vapor en el horno echando agua en las paredes. Repertir esto 3 0 4 veces durante los primeros 5 minutos. Hornear 20 minutos a 210º y otros 30 o 40 a 180º. Tiene que quedar oscuro, y sonar a hueco cuando golpeemos la base con los nudillos. Sacar del horno y dejar enfriar en una rejilla. Este es uno de esos panes que van ganando sabor con los días, y es muy bueno para acompañar sopas o hacer bocadillos.

6 comentarios leave one →
  1. Juantxo permalink
    15 mayo 2009 12:07 pm

    Pero pegajosa de verdad, mu pegajosa diría yo. Sabes si el suero lo venden? Pincelar la clara del huevo, ayuda al color de la corteza, o para que es?

    Un abrazo
    Juantxo

  2. Caminarsingluten permalink
    15 mayo 2009 1:03 pm

    ¡Hola Ajonjoli! Será un pan “deli neoyorquino”, pero realmetne se ve un “pan deli cioso”, y como hoy es la fiesta de nuestro pueblo, no estaría mal (quien pudiera) irser a la Pradera de San Isidro a comerlo

    Besotes

    Ana y Víctor.

  3. Carmen permalink
    16 mayo 2009 6:40 pm

    Interesante! Habrá que investigar quien tiene por aquí kefir para probar. Yo lo tuve en su tiempo pero lo perdí😦

    Un beso

  4. Gusete permalink
    27 mayo 2009 12:17 pm

    Pintaza, se me había pasado!

    Enhorabuena, Ajo. Por cierto, en las farmacias venden hidrolizados de cultivos para yogur, kefir… Yo he hecho kefir con él y sale buenísimo. No separa el suero, queda un lácteo espesito y rico. Seguro que se puede hacer pan con él, probaré😉

  5. Carmen permalink
    27 mayo 2009 1:56 pm

    gusete Podrías decir cómo lo haces? Me interesa un montón.

  6. Gusete permalink
    27 mayo 2009 9:31 pm

    Carmen, un sobre del producto en un litro de leche, unas horas de fermentación a Tª ambiente, unas horas de refrigeración, y yastá!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: