Skip to content

Pan de centeno integral, trigo y copos de quinoa

23 abril 2009
by


La quinoa es un cereal rico en aminoácidos y aporta importantes cantidades de vitaminas C,B,B1,B2,B3 y ácido fólico. Este cereal comparado con los de uso corriente en nuestra cultura (trigo, avena, cebada…) es más rico en minerales como calcio, magnesio, fósforo, potasio y hierro, fibra y vitamina E.

Las civilizaciones precolombinas veneraban este cereal como grano sagrado, en quechua quinoa significa cereal madre.

Tiene la ventaja de no contener gluten, siendo muy recomendable para personas afectadas de celiaquía, síndrome de intestino permeable y otras afecciones o alergias intestinales y posee propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. Esto es lo que he encontrado en diferentes lugares sobre este cereal.


Por todo ello me pareció muy buena idea probar un pan con este cereal. Lo he hecho con 250 grs. de harina blanca de trigo, 150 grs. de harina de centeno integral, 200 grs. de masa madre de trigo, 200 grs. de agua, 9 grs. de sal, 25 grs. de copos de quinoa (previamente remojados unos quince minutos en agua) una cucharada de miel.

Mezclé la masa madre con el agua, la batí un poco, incorporé un poco de harina, he vuelto a batir y mezclé con el resto de las harinas. (según nos contó Qjones aquí) Reposo de 20 minutos, añadí la sal y la miel. Masa bastante líquida y amasado de masas líquidas. Amasé unos cinco minutos y reposo durante 20 minutos. Lo he repetido por tres veces. En el último amasado incorporé la quinoa. Dos plegados en dos horas y la nevera a reposar durante unas 8 ó 9 horas.

Horneado directamente de la nevera. 20 minutos a 250º con mucho vapor y el resto del tiempo (entre 35 y 45 minutos) a 200º. Dejar enfriar unas horas antes de su consumo. Es un pan muy sabroso. La miga es un poquito humeda pero a la vez ligera y muy buena para hacer “sopas” en una buena salsa. La corteza crujiente y llena de sabor a ese cereal. Combina estupendamente con requesón, ahumados etc.

A disfrutar…

5 comentarios leave one →
  1. Mònica permalink
    24 abril 2009 4:19 pm

    ¡Si es que no paras! Que curioso, yo hace poco he empezado a hacer pasta de quinoa, pero la encuentro un pelín amarga, ¿tú lo has notado en el pan?. Un besazo

  2. mariapilar permalink
    24 abril 2009 6:10 pm

    Muy bien utilizar copos de quinoa, yo la utilicé molida y de verdad que el pan sabía a “habas”, raro,raro,raro. Lo probaré para mi nene pero cambiando por harinas sin gluten.
    Gracias por la ideaSupermegateacher
    Bsotes

  3. Carmen permalink
    25 abril 2009 8:11 pm

    Mónica Hola guapa😉 No en el pan no se nota ningún amargor, por lo menos con la quinoa en copos

    Besos

    Mariapilar Pues este está buenísimo :)) Prueba, prueba. Viendo tus panes.. tu si que eres teacher, guapa !!!

    bsos

  4. salvia permalink
    27 abril 2009 8:03 am

    Madre mía Carmen!!!! Yo nunca he utilizado quinoa para los panes…pero nunca es tarde!!! Besotes!!!

  5. Carmen permalink
    27 abril 2009 12:09 pm

    Salvia No, nunca es tarde para probar cosas y hay tantas que probar y tantas posibilidades…. :))))

    besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: